Dibujos, lápices

15 septiembre, 2015

Carta a todos los profes Del Revés

Sonia Hermida

Nos lanzamos de nuevo con el género epistolar con una carta en una botella a todos los profes y profas #DelRevés. Porque sabemos que hay muchos/as, aunque algun@s aún ni lo sepan, porque sabemos que tod@s necesitamos pararnos a reflexionar un poco y, por qué no, que nos animen de vez en cuando o tan sólo que nos hagan reflexionar.

Psssss, psss, sí te hablo a ti, profe, no a los profes de mis hij@s, no, con ellos ya puedo hablar a la entrada o la salida del cole, o en las tutorías. Te hablo a ti, te escribo a ti, profe de infantil y primaria de cualquier centro de habla hispana o gallega de este planeta. A ti que acabas de empezar a trabajar con toda la ilusión del mundo y aún no sabes las leches que te vas a dar contra mil paredes y a ti que llevas 30 años ejerciendo y ya tienes el culo pelado. A tod@s vosotr@s os quiero dar un sólo mensaje: CREED EN VUESTR@S ALUMN@S, CREED EN NUESTR@s HIJ@S.

Seguro que para ti, la que acabas de empezar, en tu primer año, con toda la preparación del mundo y mil ideas pendientes de aplicar, lo que estoy diciendo te sonará redundante, pero no me importa, es más, te pronpongo algo, guarda este texto y revísalo dentro de 10 años. Si para entonces no ha mermado ni un ápice tu ilusión y tus ganas de enseñar o, mejor dicho, de facilitar que tus alumn@s aprendan, quedamos y te invito a lo que quieras porque merecerás realmente ser llamada profesora/profesor.

Porque sé, porque sabemos, que el camino es duro, la profesión de un maestro/a, profesor/a está sembrado de papel maché, ceras, pinturas de todos los colores, cartulinas, goma eva, libretas con dibujos maravillosos y hasta confetti… Pero también tropezará una y otra y otra vez con métodos educativos que creía idóneos y resultaron encorsetantes (léase fichas, normas asfixiantes, etc), un programa que hay que cumplir sí o sí, la incomprensión y falta de colaboración de muchas familias (no vamos a negarlo, la educación es un trabajo de equipo) o las dificultades para conseguir unos recursos materiales y humanos que necesitan como agua de mayo.

Es difícil, frustrante, incluso cuando se intenta de verdad pero… merece la pena intentarlo! Un amigo de un amigo #DelRevés nos expuso un ejemplo que nos resultó realmente revelador. Un profesor se propuso en cursos pasados impartir una parte de su materia de una forma totalmente diferente a como lo había hecho hasta ese momento. Implicó al alumnado en un trabajo por proyectos con el que tod@s estaban motivad@s, trabajaban de una forma totalmente experiencial e interiorizaban mucho mejor todo lo aprendido. El resultado fue exactamente el buscado: alumnado motivado que aprende pero algo falló. Y fue, por supuesto, el sistema. El profesor había tenido que dedicar tanto tiempo a esa parte del temario que no consiguió terminar por completo el programa para ese curso y decidió que tendría que reformular aquel trabajo por proyectos que tan bien le había funcionado.

Dibujos, lápices

Algo grave está pasando, algo falla y no es sólo culpa de los recortes. Es más, eliminaría la palabra culpa, es una cuestión de responsabilidad. Responsabilidad de los gobernantes que no son capaces de dirigir más recursos a algo tan obviamente fundamental como la educación, pero responsabilidad también de las familias y tuya, profe, maestro/a. No es una cuestión de culpas, sino de que cada un@ asuma sus responsabilidades y la tuya es tan maravillosa!!! Alentar a niños y niñas a experimentar, a disfrutar aprendiendo, a jugar para aprender, conseguir que haya ansia de saber, que nadie se agobie por no recordar el nombre de un señor importante en una guerra o del año en que se realizó un descubrimiento… Porque, si consigues eso, habrás conseguido una pequeña revolución.

Tus alumnos no necesitan datos que memorizar, sino historias que vivenciar; no necesitan aprender a guardar una fila ni a colocar los pupitres en línea, sino aprender a convivir unos con otros, a aunar esfuerzos y trabajar en equipo cuando sea necesario; no necesitan recibir lecciones magistrales sentados en un pupitre, sino poder entablar un diálogo contigo y sus compañeros para analizarlo TODO; no necesitan un horario en el que no cabe ni un minuto para pensar y en el que todo está medido, necesitan tener tiempo para que sus ansias de saber crezcan, tiempo para no pensar; no necesitan pintar en una ficha por dentro de unas líneas o repetir unos esquemas, sino poder descubrir que pintar les apasiona...

Ánimo, sé que podrás hacerlo si lo intentas. Al fin y al cabo tienes la profesión más hermosa del mundo.

Share on facebook
Facebook

Artículos relacionados

Campamento we love horses en Coruña
Especiales

Montar a caballo y aprender inglés… ¡planazo para este verano!

¿A quién no le gustan los caballos? Si te subes de pequeño en un pony ya no querrás bajarte de él durante el resto de tu vida. Montar a caballo o en pony es uno de los mejores ejercicios que se pueden practicar desde bien chiquitines. ¿Y si lo combinamos con el aprendizaje de inglés, la jardinería, la cocina o el cine? Todo eso os vais a encontrar en el campamento «We love horses»

Leer Más >>
Kandoro, ciudades de juguete
Noticias

Una ciudad de juguete para ellos

Más sorpresas antes de terminar el año. Te presento una pequeña maravilla. La iniciativa de dos creativas gallegas que están ideando una ciudad de cartón. Juguetes maravillosos con los que todo es posible y, además, te ofrecemos la oportunidad de que te lleves una de estas joyitas a casa con un sorteo. Ayudando a los Reyes Magos de nuevo!!

Leer Más >>
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;