inclusión educativa

1 julio, 2020

Con todos, como todos

Sonia Hermida

Cerramos el curso con el debate abierto. La escuela inclusiva, en la que haya un espacio real para todos y todas los niños y adolescentes es posible, pero sólo si hay una apuesta real y decidida por ella. ¿Estamos dispuestos a dar el paso? Yo me tiro de cabeza.

Hoy vengo a hablar de mi libro, bueno, no, más bien, vengo a hablar de ese libro que todos creen que es el mío y el de unos cuantos más, pero es el de todos y todas. Vengo justamente a decir que hasta que no seamos conscientes de eso, el libro seguirá acumulando polvo en el fondo de la biblioteca. Ese libro lleva en su portada el título INCLUSIÓN y nos pone deberes a todas y todos, empezando por los dirigentes políticos, claro. De ahí que lo saque hoy a colación porque en este fin de curso tan movido la diversidad está de plena actualidad.

Mañana, 2 de julio, el diario El País entrevista a la Ministra de Educación, Isabel Celáa en un formato diferente en el que se le plantearán las preguntas enviadas por alumnado, madres, padres y profesorado de toda España. Durante horas y horas me dediqué a pensar qué le preguntaría a la ministra si me la encontrase un día. ¡Le haría una entrevista completa, aunque sirviese para poco o nada!

Las competencias en materia de Educación están delegadas a las Comunidades Autónomas y, en muchas ocasiones, tenemos la impresión de que poco puede hacerse desde Madrid para cambiar algunas realidades educativas. Creo, sin embargo, que hay tanto por hacer que es necesario un trabajo conjunto que debe empezar YA.

¿Qué le preguntaría a la Ministra de Educación? Por ejemplo, le preguntaría en qué términos hay que situar el debate de la inclusión educativa. ¿Están realmente dispuestos a hacer LO QUE HAY QUE HACER? Inversión en profesorado y formación, reducción de ratios y adaptaciones materiales en los casos en los que sean necesarias. Trabajo, inversión y voluntad. ¿Están dispuestos a hacerlo?

Porque, seguiría preguntando yo, ¿son conscientes de los beneficios que la educación INCLUSIVA supone para TODO EL ALUMNADO? Y cuando digo inclusiva, lo escribo en mayúsculas para que no se deturpe el término como suele hacerse. Incluir no es dar una plaza a un niño en un centro ordinario. Incluir es dotar a ese niño o niña de las herramientas que necesita para ser uno más.

Porque quiero recordar, como bien señalaba hace poco en un debate en redes sociales mi querida amiga Leticia Barbadillo, educadora y madre diversa, que el cambio de modelo en la educación pública hacia una ESCUELA REALMENTE INCLUSIVA es una cuestión ética, un imperativo avalado por la ONU ante el que tiene que responder el Estado garantizando el derecho a una educación de calidad a toda la población. Y, continuando con sus argumentos que tomo prestados porque respaldo por completo, el hecho de que las instituciones públicas hayan abandonado durante décadas a miles de alumnos y alumnas con diversidad funcional y a sus familias no es un motivo para perpetuar un modelo injusto. Ha llegado la hora de cambiarlo.

Inclusión educativa

Foto sacada por S. la peque del revés y retocada por Diana Fontenla

La pelea no es si las escuelas de educación especial se deben cerrar o no (aunque el Ministerio ya haya dicho por activa y por pasiva que ese tema no está ahora mismo encima de la mesa). No debemos dejarnos despistar por ruidos mediáticos variados cuando el tema que SÍ está encima de la mesa, de hecho lleva ahí décadas, es: QUE LA ESCUELA ORDINARIA SEA REALMENTE UN LUGAR PARA TODAS Y TODOS. Que se produzca una transformación que posibilite ese cambio en los próximos 10 años. Porque, realmente, ¿cuántas familias seguirían protestando por el mantenimiento de los centros de educación especial si se sintiesen acogidos en la escuela ordinaria? Hagámoslo posible.

Hablamos, no nos olvidemos, de una escuela que, en muchos casos, tampoco es la que quieren los profesores y profesoras, las familias con hijos neurotípicos, neurodiversos, con el pelo rubio, moreno o pelirrojo.

Tengo la sensación de que estamos ante una oportunidad para toda la comunidad educativa que debemos saber aprovechar. ¿Estaremos todos a la altura de las circunstancias?

Ante la denostada normalidad, reivindico la diferencia; ante la frágil fortaleza, trabajemos desde la debilidad; frente a la ansiada independencia, partamos de la interdependencia. Hagamos la escuela más humana. Empecemos YA.

Share on facebook
Facebook

Artículos relacionados

educación luz y diversidad
CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

De botones, educación, diversidad y luz

No siempre hay un botón que haga que todo funcione. A veces son muchos diferentes y están muy escondidos. A veces sólo alguien con mucha luz y experiencia es capaz de encontrarlos. Hoy hablamos de educación y diversidad, de pandemias y de luz.

Leer Más >>
parques sin niños
CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

Cuando el fútbol es más importante que la infancia

Sé que habrá quien me acuse de demagoga, pero voy a correr ese riesgo porque creo que es necesario un debate profundo y urgente del papel de la infancia en esta situación de pandemia. La infancia, las personas dependientes y los ancianos, de nuevo relegados mientras se buscan soluciones urgentes para otros sectores. ¿Qué me estoy perdiendo?

Leer Más >>
La peque del revés cumple 10
CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

La magia de cumplir diez años

Los niños y niñas tienen la mala costumbre de crecer, y las madres y los padres, la manía horrenda de ponernos un poco intensos cuando eso sucede. Tanto es así que empezamos a echar de menos a los niños que todavía son y a preocuparnos por los adultos que serán y en esa transición, nos olvidamos de celebrar la magia que está por llegar. Menos mal que ellos mismos se encargan de recordárnoslo.

Leer Más >>
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;