Conversaciones de parque

18 abril, 2017

Conversaciones de parque

Sonia Hermida

Te invito a mi pseudo experimento del revés. He aprovechado la última semana ( y quizás algún día más) para convertirme en notaria. Tan sólo conversaciones de parque. Algunas de las que he escuchado en los últimos días. Tan sólo un intercambio de frases entre seres humanos en un contexto de juego... ¿O quizás algo más? Creo que si somos capaces de registrar (sin juzgar) lo que se percibe a nuestro alrededor seremos mucho más conscientes de la realidad que nos rodea y podremos obrar en consecuencia.

Conversaciones de parque, nada más y nada menos que eso. Un pequeño reflejo de lo que se vive en nuestra sociedad día a día. Escuchar sin juzgar, prestar atención sin caer en el cotilleo. Esta Semana Santa he llevado a cabo un pequeño «experimento sociológico». Aprovechando el hecho de haber visitado parques muy diferentes y también el hecho de que las vacaciones hayan propiciado un movimiento de familias diversas por parques diversos he decidido llevar a cabo este «pseudo experimento». Todo surgió una tarde en la que escuché una conversación de unos niños junto a mí y a la peque del revés.

Hace ya unos añitos, cuando cogí mi primera baja de maternidad, recuperé una parte de mi vida que creía olvidada. De trabajar fuera de las ocho de la mañana a las ocho de la tarde pasé a hacer la compra, gestiones administrativas, paseos y recados variados a diario. Esta recuperada rutina me proporcionó la oportunidad de observar de nuevo la vida de barrio más de cerca. Esas esperas en la cola de la pescadería, esa señora que se te cuela cuando vas a comprar fruta, ese café frente a la escuela infantil son el mejor de los laboratorios para saber lo que «se cuece» en el mundo que te rodea.

Así que creo, honestamente, que las conversaciones de parque son un barómetro fantástico para hacernos una idea de lo que se respira en torno al mundo infantil que nos rodea hoy en día. Lo cierto, además, es que las horas de empujar columpios y acompañar me prestan un montón de tiempo para centrar mi atención en cuestiones diversas y he decidido aprovecharlo. Así que, sin juzgar, sin adulterar (bueeeno, eso es imposible, lo sé, así que interviniendo lo mínimo posible…) aquí te traigo un extracto de las conversaciones que he oído esta semana en distintos parques gallegos.

1.-Un grupo de tres niños, uno de ellos de unos cuatro o cinco años, otro de unos siete y ocho y otro de alrededor de 10. Juegan en unos columpios, gritan y jalean. El mayor se aparta a otros columpios y en ese momento se aproxima otro niño de unos siete años que parece intentar entablar relación con ellos sin conseguirlo. Se sienta en uno de los columpios junto a los más pequeños y de repente me doy cuenta de que se han enzarzado en una guerra de insultos e improperios de un tono bastante fuerte. Para que te hagas una idea, se me menciona varias veces a las madres.

El niño de mayor edad, que está alejado unos metros empieza a animar al de siete u ocho años a que le pegue al otro. «Ahhhhh, ¿cómo le dejas que te diga eso? ¡Pégale! Yo le pegaba. Dále ya!» Después de intercambiar cinco o seis frases más el niño se levanta y empieza a darle golpes al otro. La pelea termina rápidamente con la intervención de las abuelas.

2.- Niña de unos cuatro añitos juega con su abuelo. Va de columpio en columpio, de tobogán en tobogán. Son cerca de las siete de la tarde. La niña se sube a otro columpio y se acerca la abuela. «Venga, que hay que marchar. Hace mucho frío! ¿Tú no tienes frío? Ponle la chaqueta a la niña!». La niña responde: «Yo estoy sudando». La abuela insiste: «¡Qué frío! Hay que abrigarse. Ponle la chaqueta!»

Peque del revés en el parque

Peque del revés en un parque el año pasado

3.- Un grupo de niños de entre ocho-nueve y once o doce años se acercan a los columpios- abro paréntesis. En lo que me he fijado en estos años de parquear es en que los columpios suelen ser las únicas zonas de parque a las que se acercan los niños de mayor edad. Es el único resquicio de infancia que se permiten a sí mismos, nunca he entendido muy bien por qué- y se ponen a esperar. Empiezan a charlar entre sí en un tono cada vez más alto. De repente escucho claramente a uno de los niños espetarle a la única niña del grupo: «Cuando te cases yo no sé cómo va a hacer tu marido!!!! Eres tan miedosa que no va a poder marcharse nunca de casa. Siempre va a tener que estar contigo. No va a poder irse a trabajar ni nada!!!» A lo que otro de los niños responde: «Bueno, pero tú estás suponiendo que es tan buena como para poder casarse!»

4.- Dos niños de unos cuatro años. Uno se acerca al otro. «¿Quieres jugar?» El otro le responde: «Mira, si pones así el columpio haces un triángulo». «A ver??» «Venga, vámonos a la guarida del león a escaparnos de las hienas!!!»

5.- Señora de más de cincuenta años juega con un bebé. Se acerca un hombre conocido y le pregunta por la familia. La mujer empieza a dar todo lujo de detalles sobre la enfermedad grave y hospitalización de un miembro de su familia y las pruebas médicas pendientes. La mujer sigue jugando varias horas con dos bebés. Se ríe y disfruta a tope. Cada ratito, sus ojos se van al smartphone y escribe a menudo en lo que ella misma cuenta a los adultos que la acompañan que es el grupo de whatsapp de la familia.

6.- Abuelo corre detrás de su nieta. «¡Ven aquí! Para ya de correr y tirarte así que te vas a manchar!» Su nieta, de unos cuatro o cinco años para un segundo y vuelve a correr por un campito con zonas secas y otras zonas con un poquito de barro. «Pero no ves que te vas a caer!!! Anda, que hay que ponerse la chaqueta y marcharse ya para casa!» La niña vuelve a parar un segundo y echa de nuevo a correr. «¡Vengaaaa!» El abuelo y la nieta desaparecen de mi vista pero a los cinco minutos veo cómo se marchan finalmente. La niña lleva puesta una chaquueta.

Share on facebook
Facebook

Artículos relacionados

parques sin niños
CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

Cuando el fútbol es más importante que la infancia

Sé que habrá quien me acuse de demagoga, pero voy a correr ese riesgo porque creo que es necesario un debate profundo y urgente del papel de la infancia en esta situación de pandemia. La infancia, las personas dependientes y los ancianos, de nuevo relegados mientras se buscan soluciones urgentes para otros sectores. ¿Qué me estoy perdiendo?

Leer Más >>
La peque del revés cumple 10
CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

La magia de cumplir diez años

Los niños y niñas tienen la mala costumbre de crecer, y las madres y los padres, la manía horrenda de ponernos un poco intensos cuando eso sucede. Tanto es así que empezamos a echar de menos a los niños que todavía son y a preocuparnos por los adultos que serán y en esa transición, nos olvidamos de celebrar la magia que está por llegar. Menos mal que ellos mismos se encargan de recordárnoslo.

Leer Más >>
Tupper Toys elegir juguetes
FAMILIA

Aprendiendo a elegir juguetes

Nueve familias de bloggers de Galicia y un objetivo, descubrir juegos y juguetes y aprender mucho sobre estimulación infantil y cómo elaborar mejor nuestra carta a los Reyes Magos y Papá Noel. El segundo evento de BlogGal, en el que invitamos a otras bloggers de familia gallegas fue una propuesta centrada en un tupper toys y mucho juego.

Leer Más >>
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;