Bañador pañal

2 noviembre, 2016

Cuando los pañales van más allá de los cuatro años

Sonia Hermida

Precios abusivos, IVA desmedido y ayudas que acaban riéndose de la dignidad humana. Hoy vengo a hablarte de pañales, pero no vengo con una comparativa de calidades y precios (aunque podría hacerla después de seis años de experiencia e incluso la tengo en mente), sino a hablarte de la carga económica que suponen los pañales, sobre todo cuando su uso se extiende más allá de los 4 años y de unas cuantas historias absolutamente surrealistas que hemos vividos en nuestras carnes.

Hace unas semanas me pasó algo. Nos pasó algo. Pensé en contarlo por aquí. Después decidí no hacerlo porque no quería usar esta plataforma para hablar de algo que afectaba a mi familia de forma directa. Pero después cambié de idea. Lo hice porque al escribir sobre lo que nos pasó en redes sociales (como vía de protesta y desahogo alternativo) vi que había muchas, muchísimas familias pasando por situaciones parecidas. Porque lo cierto es que los pañales van más allá de los cuatro años en muchos, muchísimos casos. Pero, vayamos por partes.

*El IVA de, 21% que se aplica a los pañales. No ha habido una ni diez, sino cientos y miles de protestas por una situación absolutamente abusiva que nos afecta a la inmensa mayoría de las familias del mundo. ¿Cómo podemos permitir que se encarezca de una forma desorbitada un artículo de primera necesidad como son los pañales o los tampax y compresas? Sabemos que tener hijos/as es un lujo, pero, de ahí a que nos tomen el pelo de esta manera hay un paso bien gordo.

*El precio de las braga-pañales. Cuando tu peque está dando el paso para sacarse el pañal o sólo lo usa de noche la mayor parte de las familias pasan a los denominados pañales de aprendizaje o braga-pañal, por la comodidad que supone para los peques el poder subirlo y bajarlo al ir al baño. La gran pregunta es, ¿el colocar una goma en estos pañales, señores fabricantes, es realmente tan caro? ¿Por qué se dispara de esa manera el precio de unos pañales que, para más inri, tienen menos absorción que los standard? No será más bien que, como existe un poco menos de demanda y oferta se aprovechan de estas familias para disparar los precios.

No voy a meterme en camisas de once varas hoy (bastante tomate hay ya en este post) y no voy a hablar de los distintos motivos que pueden ocasionar que un niño/a sin ningún tipo de retraso evolutivo o diversidad funcional tenga escapes de orina durante el día más allá de los cuatro años (la conocida como enuresis diruna) o más allá de los seis años de noche (enuresis nocturna). Pero lo cierto es que los pediatras establecen estas edades como referencia para analizar un posible problema relacionado con esta incontinencia. Esto es, un porcentaje nada desdeñable de la población usa pañales de día durante cuatro años y de noche hasta los seis…  Si a esto le añadimos que, según un estudio de la Asociación Española de Pediatría, entre el 10 y el 13% de niños/as de 6 años tienen enuresis y el porcentaje baja al 6- 8% a los 10 años.

En conclusión, si sumamos el IVA de lujo más el precio de los pañales de aprendizaje lo cierto es que la broma nos sale por un ojo de la cara y parte del otro. Hablamos de un gasto que suele rondar (en función de las marcas) 1 euro por unidad de braga-pañal, ni más ni menos… Cuando, insisto, lo cierto es (y lo he comprobado, lo aseguro) que absorben menos que los pañales standard. Esto cuando hablamos simplemente de lo que se considera «normal». Ahora viene lo bueno, agárrense que vienen curvas.

Pañales

En la casa del revés los pañales sirven hasta para jugar

*El control de esfínteres en personas con diversidad funcional. Sucede en nuestra casa y en miles de familias españolas. Una de las consecuencias de determinados tipos de diversidad funcional puede ser la ausencia del control de esfínteres. Con lo que tu hijo/a de 6, 7, 8, 9, 11 años puede tener que seguir usando pañal, sí. ¿Y entonces qué? Pues entonces prepárate para lo que viene porque hay varias «peculiaridades» en esta situación.

La primera es la de los tamaños y modelos, porque existe una especie de «vacío» al que, por suerte, aún no hemos llegado, entre los pañales de niños (los más grandes llegan hasta 30 kilos) y los de adulto (pensados para ancianos, en muchos casos) con lo que tu hijo/a puede estar soportando un pañal prieto en el que no se puede mover o «nadando» en uno inmenso, incómodo y que le resta movilidad.

Los gastos que acarrean estas compras están subvencionados parcialmente en algunas comunidades autónomas (no en todas), siempre que se justifique la necesidad de uso de pañales, por supuesto y, gracias a la súper blogger Vanesa Pérez, de Y de verdad tienes tres? me he enterado de que el Imserso convoca también una ayuda anual bastante escasa (que seguro que no podré solicitar, por supuesto).

Y por qué me he cabreado tanto que me he decidido a escribir este post ahora mismo? Pues porque resulta que, según la administración pública gallega, un pañal de tela no es un pañal y mi hija, además, está cagando y meando (disculpadme la expresión) por encima de sus posibilidades. Sí, sí, como lo lees.

Como te comentaba, en algunas comunidades autónomas se subvenciona una parte del gasto en pañales en niños con diversidad funcional presentando siempre las facturas de todos los comprados. En el último envío remitimos las facturas de los pañales de tela que hemos comprado para probar (mala idea, apenas puede usarlos un par de horas porque no absorben lo suficiente) además de las facturas de pañales de celulosa. Unas semanas más tarde se puso en contacto conmigo por teléfono una funcionaria para preguntarme por esa factura porque no entendía qué tipo de pañales eran. Se lo expliqué y me dijo que tenía que consultarlo con los técnicos.

Unas semanas más tarde nos llega una comunicación en la que se nos indica que los pañales de tela no pueden ser subvencionados en ningún caso y se nos advierte, además, de que tengamos cuidado porque estamos superando el límite de pañales «subvencionables» al día que es, nada más y nada menos, ojito al dato, de 4, sí, sí, 4!!!!!

En conclusión, se establecen unas ayudas de las que, para empezar, prácticamente ni se informa (hay muchas familias que nos las solicitan porque no tienen ni idea de que existen) y el primer límite que marcan es el del número de veces que puedes hacer pis o caca al día. ¿Qué es lo que nos queda por ver? ¿Qué es lo siguiente que nos van a decir?

Y no, no he reclamado ni recurrido, pero no por falta de razón o de cabreo, sino porque me sé la respuesta antes de que me la remitan. Los recursos son escasos y las necesidades ilimitadas. Lo sé, no me lo repitan, por favor. Pero también sé que hay familias que no tienen recursos suficientes ni tan siquiera para comprar esos cuatro pañales, imagínense si su hijo/a tiene la osadía de usar cinco o seis al día (¡menuda locura!!!!) Simplemente hagan su trabajo y apuesten por una reducción del IVA de productos que no son de lujo, redacten unas condiciones de ayudas que no sean insultantes y apoyen a nuestros/as hijos/as y a sus familias porque, lo vean ustedes o no, son parte del futuro y la pensión de algunos/as (otros ya sé que la tienen asegurada) podrían pagársela ellos/as.

Share on facebook
Facebook

Artículos relacionados

The Brain Factory
Reportaje

Descubrimos los superpoderes del aprendizaje en The Brain Factory

Con la llegada de las lluvias, casi tod@s vamos cerrando las agendas de extraescolares para este curso. Por eso, hemos probado un nuevo centro que ha abierto sus puertas en A Coruña este mismo mes. En The Brain Factory hemos descubierto propuestas de aprendizaje lúdico, superhéroes y superheroínas con superpoderes como el de la concentración, observación, el cálculo o el superingenio. ¿Te vienes a descubrirlo con nosotr@s?

Leer Más >>
Tablas números Kumon matemáticas
Reportaje

Descubriendo los centros Kumon en Coruña

¿Buscando actividades para acabar de montar el tetris de inicio de curso? Pues hoy os traigo una que seguro os puede interesar. Hemos estado conociendo los centros Kumon en A Coruña y hemos descubierto sus programas de lectura, matemáticas e inglés, que apuestan por la diversidad, la autonomía y la confianza en uno mismo para sacar el máximo potencial de cada alumn@. ¿Te vienes con nosotros a conocerlos?

Leer Más >>
Fotos de los peques del revés, recuerdos de la niñez
FAMILIA

Carta a las madres de bebés: casi todo pasa

Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar… Y sí, todo, bueno, mejor dicho, casi todo pasa. Llega un momento en la maternidad en que ves los toros desde la barrera. En el que puedes coger un libro, irte a tomar un café, volver al gimnasio o buscar tiempo para tus hobbies. En ese camino van quedando unas cuantas cosas. Algunas buenísimas, otras horrorosas y otras no volverán jamás a ser lo que eran. ¿Te vienes a descubrirlo?

Leer Más >>
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;