educación luz y diversidad

11 septiembre, 2020

De botones, educación, diversidad y luz

Sonia Hermida

No siempre hay un botón que haga que todo funcione. A veces son muchos diferentes y están muy escondidos. A veces sólo alguien con mucha luz y experiencia es capaz de encontrarlos. Hoy hablamos de educación y diversidad, de pandemias y de luz.

Encontrar el botón y saber apretarlo. A veces la vida se reduce a eso. A saber dónde tienes que pulsar para desconectar, para avanzar, para parar… Al menos a eso nos hemos acostumbrado. Buscamos el botón y no siempre lo hay o, no siempre es fácil de encontrar o, pueden ser varios botones diferentes que combinados de una determinada forma consigan que avancemos.

S. adora las escaleras mecánicas. Esos artefactos fascinantes que consiguen que te desplaces de un lado a otro sin tener que ejercitar un sólo músculo. Creo que le parecen un artefacto mágico y, a veces, cuando trato de comprender cómo funcionan algunos aparatos pienso que no le falta razón.

Hay unas en concreto (ni idea de por qué, a tanto ya no llega mi capacidad neuronal infinitamente inferior a la suya) que la tienen encandilada. Esta semana nos las encontramos apagadas. Puede que por obra y gracia del coronavirus y la aversión a rozar superficies que hayan tocado otros, poco importa eso.

Como no teníamos prisa (benditas vacaciones) volvimos un par de veces y comprobamos cómo aquel artefacto permanecía inamovible. S. observaba como sólo ella sabe hacerlo. Supervisaba la máquina y procedió a ejecutar la orden que su cerebro envió a sus extremidades al grito de “¡Botóoon! ¡Rojoooo!” y al pulsarlo la magia volvió.

Entonces recordé haber visto a un par de personas tratando de devolver también la vida al mecanismo apretando uno de los botones, sin conseguirlo. Claro que ellos no eran S. Ella observó, buscó soluciones, actuó en consecuencia y perseveró. ¿Que al apretar uno de los botones no pasa nada? Pues a lo mejor hay que apretar los dos… Vamos a probar. Primero el de arriba y luego el de abajo a ver que pasa y si resulta que… ¡ala! ¡Funcionaaaa! Fátima García Doval lleva años advirtiéndolo, ¡cuidado con a quien llamas discapacitado!

No siempre hay un botón. A veces es una clavija o son dos o hay que intentarlo de diez maneras diferentes hasta conseguir que funcione pero la clave está siempre en la mirada inquieta, atenta, perseverante, esa que no da nada por hecho, sólo el amor.

Sí, ella y su hermano tienen esa mirada. S. e I. tienen esa capacidad que, aunque pueda parecer innata, necesita ser alimentada día a día.

Arrancamos un curso incierto en el que los botones se transformarán en serpientes y lo que antes nos parecían clavijas puede que se conviertan en bombas zombies. Habrá muchas novedades y casi ninguna es buena. Las autoridades competentes han abandonado de nuevo la Educación y las familias y el profesorado están al límite… o quizás ya un poquito más allá.

Pero incluso en esa situación hay unas cuantas certezas. Profes, profas, madres, padres, niños, niñas, mantegamos viva nuestra búsqueda, que nuestra mirada (por suerte los ojos no nos los tapan las mascarillas) siga buscando la luz. Queno haya ni un solo niño o niña que no sienta al menos durante unos minutos al día en su aula que su luz sigue ahí y que podrá seguir brillando.

Share on facebook
Facebook

Artículos relacionados

inclusión educativa
CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

Con todos, como todos

Cerramos el curso con el debate abierto. La escuela inclusiva, en la que haya un espacio real para todos y todas los niños y adolescentes es posible, pero sólo si hay una apuesta real y decidida por ella. ¿Estamos dispuestos a dar el paso? Yo me tiro de cabeza.

Leer Más >>
parques sin niños
CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

Cuando el fútbol es más importante que la infancia

Sé que habrá quien me acuse de demagoga, pero voy a correr ese riesgo porque creo que es necesario un debate profundo y urgente del papel de la infancia en esta situación de pandemia. La infancia, las personas dependientes y los ancianos, de nuevo relegados mientras se buscan soluciones urgentes para otros sectores. ¿Qué me estoy perdiendo?

Leer Más >>
La peque del revés cumple 10
CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

La magia de cumplir diez años

Los niños y niñas tienen la mala costumbre de crecer, y las madres y los padres, la manía horrenda de ponernos un poco intensos cuando eso sucede. Tanto es así que empezamos a echar de menos a los niños que todavía son y a preocuparnos por los adultos que serán y en esa transición, nos olvidamos de celebrar la magia que está por llegar. Menos mal que ellos mismos se encargan de recordárnoslo.

Leer Más >>
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;