Libros sobre la naturaleza

14 septiembre, 2021

Diálogos literarios en torno a la naturaleza

Sonia Hermida

Los caminos de ida y vuelta del mundo vegetal, en particular, y de la naturaleza, en general, pueden dibujar itinerarios muy variados. Álbumes ilustrados que recorren el nacimiento de los árboles, historias ilustradas sobre anécdotas y curiosidades, memorias entrelazadas con relatos científicos y un pequeño ensayo que nos desvela algunos de los misterios del mundo vegetal mezclan sus raíces en uno de ellos. Libros que alimentan, generan, dan luz...

En los diálogos que se tejen, entretejen y destejen entre obras diversas, hay hilos conductores que a veces discurren por caminos convergentes, a veces llegan a mezclarse de tal forma que se establece entre ellos una auténtica conversación que alimenta y detona conversaciones. Otras veces, simplemente (ahí es nada) una lectura nos lleva a la otra, como si de pequeños trampolines contiguos se tratase. Incluso hay lecturas que parecen discurrir a través de vasos comunicantes, libros que casi podemos ver discurrir de un extremo a otro de nuestra vida. Hay lecturas que lanzan hilos tan finos y resistentes al mismo tiempo que acaban abrazándose para tejer una nueva historia.

Temáticas que coinciden, aunque se aborden desde puntos de partida, géneros, miradas diferentes. Títulos que, casi, casi a traición, te sorprenden tomándote de la mano y llevándote a otros lugares que ya has recorrido.

También quiero recorrer desde aquí de vez en cuando algunos de estos caminos. Seguro que algunos de ellos resultan evidentes para muchas/os de vosotras/os, mientras que otros espero que sean descubrimientos que os aporten luz, que os ofrezcan nuevos itinerarios lectores para este curso y los que están por llegar.

En la conversación que os traigo hay un hilo más que evidente, tanto es así, que se materializa incluso en uno de los títulos, pero no por ello deja de ser apetecible recorrerlo una y otra vez. Esos hilos, a veces también visibles y otras, casi ignorados, que conducen la vida en la naturaleza.

En este diálogo lector hay títulos infantiles, otros para adultos e incluso uno que situaría en ese fascinante terreno indefinible que hemos dado en llamar literatura juvenil y que adultxs y niñxs habitamos también tantas veces.

Álbum ilustrado Cien semillas que volaron

Portada de Cien semillas que volaron

Empezamos lanzando al viento la esperanza de las Cien semillas que volaron de Isabel Minhós Martins y Yara Kono, editado en español por Coco Books. Un álbum ilustrado que nos tiende la mano desde las raíces de un árbol que cumple una de las funciones más complejamente sencillas del universo: estar, lanzar esperanza al mundo, esperar.

¡Qué difícil puede ser esperar y qué bien saben hacerlo las plantas! Ellas lanzan al universo centenares de semillas sabiendo que sólo una pequeña parte sobrevivirán y darán frutos. Llevan haciéndolo así desde hace miles de años y todavía siguen haciéndolo aunque, con truco…

Este álbum ilustrado, con un enfoque lírico nos habla de cómo esas semillas que el árbol lanza al universo como metáfora de la esperanza que ha hecho germinar la vida durante miles de años.

Aunque, en realidad, si ponemos este álbum a dialogar con otros dos títulos, descubrimos que esa luminosa esperanza está asentada en pruebas empíricas que se han cimentado en la experiencia de esas plantas. “Una semilla sabe esperar”, nos cuenta Hope Jahren en La memoria secreta de las hojas,  editado en España por Paidós, “Cada semilla aguarda a que suceda algo, y solo ella sabe qué es. Debe darse la combinación única de temperatura, humedad y luz (…) para convencer a una semilla de que salte al exterior y se decida a cambiar”.

Libro La memoria secreta de las hojas

Portada del libro

La investigadora que ha dedicado su vida al completo a conocer a las plantas, su evolución a lo largo de los siglos, su relación con el ecosistema y con el universo, desgrana en estas particulares memorias que se entrelazan con reflexiones en torno a las plantas cientos de reflexiones que nos hacen relativizar la relevancia de la vida humana frente a la presencia desbordantemente necesaria de las plantas. Y lo hace a través de capítulos que tienen que ver con su propio nacimiento y evolución como ser humano y científica, hasta llegar a su situación actual, siempre en diálogo con el crecimiento y evolución de las plantas.

“Todo comienzo es el final de una espera. (…) Todos somos algo en esencia imposible y a la vez inevitable. De la misma manera que todo árbol repleto de frutos fue antes una semilla que aguardaba su momento” sentencia Jahren, al tiempo que avanza en su propio crecimiento y el de los seres vivos a los que mejor conoce (diría que mucho mejor que a los humanos).

Es una delicia ir encontrando en este libro y en otro de los que componen este hilo lector vital las respuestas que los primeros lectores se pueden hacer cuando siguen la estela de las semillas voladoras de Minhós y Kono. Y es que, si en el libro de Jahren se mezclan las reflexiones poéticas con la biografía y los datos científicos (más que mezclarse, diría que caminan por itinerarios paralelos facilitando en la mente de lxs lectorxs la lógica conclusión del símil), en Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal, de Stefano Mancuso y Alessandra Viola, editado en España por Galaxia Gutenberg, toda la atención se centra en los datos dándoles un valor y protagonismo fascinantes.

Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal

Portada del libro Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal

Los autores demuestran, sin espacio para la duda, pero con mucho aire para la reflexión, que las plantas son seres vivos inteligentes y sensibles. Que poseen cinco sentidos, como los seres humanos, diversas formas de comunicarse entre ellas y con si entorno y una intensísima vida social de la que, de hecho, depende en muchos casos la supervivencia de muchas especies.

Uno de los párrafos debería ser suficiente para hacernos reflexionar durante horas: “Si mañana las plantas desaparecieran de la Tierra, la vida humana duraría unas pocas semanas, acaso unos meses, no más. En muy poco tiepo, las formas animales de vida superior desaparecerían del planeta. Si por el contrario fuésemos nosotros quienes desapareciéramos, las plantas volverían a apropiarse de todo el territorio que le hemos arrebatado a la naturaleza y, en poco más de un siglo, todos los signos de nuestra milenaria civilización quedarían cubiertos de verde. Esto debería bastar para darnos la medida de la distinta importancia relativa, en términos biológicos, de las plantas y los humanos”.

Este pequeño volumen nos descubre todavía más curiosidades de la naturaleza de las plantas y sus formas de estar en el mundo. Cómo son capaces de atraer a los insectos adecuados en el momento adecuado para que expandan su semilla, cómo son capaces de reconocer a otras plantas de la misma madre y relacionarse con ellas de forma específica, cómo se defienden de los enemigos a través de estrategias diversas (formas de crecimiento, insectos aliados, generación de sustancias químicas venenosas, etc…).

Y el círculo se va cerrando… porque volvemos a esas semillas que volaron sabiamente hasta depositarse en lugares que, aunque no siempre parecían los adecuados, acabaron siendo generadores de nueva vida. Al fin y al cabo, otra forma de celebrar la inteligencia vegetal.

El hilo invisible de la naturaleza

Claro que no es casualidad que haya dejado para el final el libro cuyo título nos hablar justamente de esos hilos conductores que nos llevan y nos traen de un espacio a otro. En El hilo invisible de la naturaleza, los textos de Gianunmberto Accinelli y las ilustraciones de Serena Viola, perfectos para edades lectoras adolescentes y adultas nos acompañan a través de una serie de fascinantes historias que demuestran inequívocamente la sabiduría, sensibilidad y el complejísimo equilibrio del que dependen los diferentes ecosistemas.

En sus breves historias nos desvelan, por ejemplo, cómo consiguieron los italianos recuperar su perdida especie autóctona de abejas viajando por el mundo, cómo una paloma mensajera evitó una masacre en la II Guerra Mundial, cómo los gatos han acompañado al ser humano desde la cuna de la civilización pero, sobre todo, cómo el ser humano ha ido metiendo la pata una y otra vez en sus continuos empeños en interferir en los ecosistemas de los territorios que ha ido descubriendo a lo largo de los siglos, viéndose después obligado a rectificar, siempre ayudado por la naturaleza.

Por si dudáis que pueda interesar a la infancia y adolescencia, el autor, Ginanumberto Accinelli escribió el texto recogiendo las historias que llevaba años relatando a la infancia italiana. Las mismas que servían de argumento a su espacio radiofónico en ese país.

Hay hilos que se tejen de día y se destejen de noche, otros que nos llevan hasta el minotauro en el laberinto y otros que nos acompañan, a través de lecturas diversas hasta el mismo centro de la naturaleza.

Share on facebook
Facebook

Artículos relacionados

Portada de Rizos de ouro e os tres osos, de Olivier Douzou, con piezas de un arco iris
LIBROS EXTRAORDINARIOS

Educación artística y literatura. Pintando fuera de la línea

¿Qué le pasa a nuestra libertad creativa cuando vamos creciendo? ¿Por qué cada vez hay más niños y niñas de 8, 9 ó 10 años que creen que no saben dibujar? ¿Qué papel juega la literatura y la educación artística en todo esto? Este año quiero dedicar mi atención en el mes de los libros a esos títulos que «pintan mucho», a aquellas propuestas literarias que se atreven a salirse de las líneas y a abrir nuestros horizontes creativos. ¿Te vienes?

Leer Más >>
Portada de Dentro de casa
LIBROS EXTRAORDINARIOS

Dentro de casa, nuevo título de la lista de libros extraordinarios

A veces, un libro para prelectores resulta esconder mucho más en su interior de lo que parece. A veces, para llegar y entrar, tienes que salir y descubrir. Son cosas que pasan… Hoy, nuevo título para la lista de Libros extraordinarios para todxs, Dentro de casa, de Nono Granero, editado por Ekaré.

Leer Más >>
Un lunes por la mañana portada
LIBROS EXTRAORDINARIOS

Un lunes por la mañana o el amor por los cuentos de nunca acabar

Vuelvo a las reseñas de libros extraordinarios para todxs con una joya del álbum ilustrado que nos ofrece un sinfín de niveles de lectura. Con un texto que procede de una canción popular francesa, Uri Shulevitz construye un espacio propio en el que habita de formas muy diferentes el imaginario infantil. Porque todo comienza Un lunes por la mañana.

Leer Más >>
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;