Niña, educar, educación con disciplina

18 agosto, 2015

Disciplina significa enseñanza, no castigo

Noemí Bellas Mella

Aquí tenemos a Noemí Bellas, nuestra colaboradora, educadora y emprendedora en Líbolis con una reflexión sobre el auténtico significado de la palabra disciplina y su aplicación práctica en la educación de nuestr@s hij@s. Un texto que, seguro, no os dejará indiferentes. ¿Qué opináis?

«El niño necesita tres cosas: Ternura, disciplina y comunicación», en palabras de José Antonio Marina.

Y hoy vamos a hablar de la tan temida “Disciplina” que pone a los padres los pelos de punta cuanto menos. Es un problema social que el término “Disciplina” se haya corrompido, y se compare con un instrumento de tortura o de sumisión. Esta palabra se merece que recuperemos su etimología.

Deriva del latín “Discipulus”, que a su vez era una contracción del verbo discere (aprender) y de pello (impulsar). Discípulo sería entonces el que está impulsado a aprender y disciplina el modo de hacerlo. Sorprendidos, ¿Verdad?.

Se equivocan los padres que piensan que no exigir nada a los niños captará su cariño, es más, Selma Fraiberg, una conocida pedagoga afirma que “El niño a quien no se le ponen límites llega a la conclusión de que sus padres no le quieren”. Kant tenía razón al decir que la disciplina nos hace seres humanos.

Una de las formas de la disciplina es poner límites, la otra es proporcionar posibilidades, empujarles a la acción, a explorar, a emprender, a proyectarse, … y las dos son herramientas necesarias en la educación de nuestros pequeños.

El niño necesita conocer los límites, no sólo por seguridad, sino porque es la manera para aprender a controlarse. Una buena educación supone pasar de la disciplina a la autodisciplina, de la regulación impuesta a una regulación voluntaria.

Somos lo que somos más nuestras posibilidades, que debemos descubrir y realizar mediante nuestros proyectos vitales, y donde la disciplina juega un papel muy importante.

Papás, tenéis un apasionante trabajo. Nadie dijo que iba a ser fácil, pero valdrá la pena.

El niño aprende a ser libre obedeciendo”, José Antonio Marina

Share on facebook
Facebook

Artículos relacionados

Malasmadres somos equipo
Sin categoría

MalasMadres luchando por la conciliación real

MalasMadres lanza una nueva campaña para recoger la situación y opinión de las familias españolas con hijos. Porque sólo sabiendo lo que está pasando podemos empezar a mejorarlo. ¿Tu situación laboral y la vida en casa no ha cambiado en absoluto desde que tienes hijos? ¿Qué es lo que pasa en las familias españolas con hijos? #somosequipo

Leer Más >>
por qué es importante que se manchen los niños
FAMILIA

Niño, mánchate por favor

Mancharse es divertido, asevera con firmeza el peque del revés cada vez que tiene ocasión. Y, para variar, acierta al 100% en sus afirmaciones este peque. Porque mancharse es divertido, es educativo es NECESARIO, mal que nos pese muchas veces a las madres y padres. Sí, llévate las manos a la cabeza las veces que quieras, pero déjale que se llene de barro hasta las trancas.

Leer Más >>
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;