16 diciembre, 2015

Quién le regala a Papá Noel y los Reyes?

Sonia Hermida

¿Quién le regala a Papá Noel? ¿Y a los Reyes Magos? Pues también se merecen un detalle, ¿no crees? Bueno, ellos y toooodoooos sus ayudantes y ayudantas. Yo, por si acaso, dejo caer mi lista por aquí que nunca se sabe a qué oídos o smartphone puede llegar :)

Quién le regala a Papá Noel? Y a los Reyes? Acaso ellos no tienen su corazoncito? Pues claro que sí!! Como decía el otro día en su blog Beatriz Millán (me encanta ella y me ha encantado esta descripción vital), la vida tiene cuatro fases: aquella en la que crees en Papá Noel (yo añado en esta parte a los Reyes), cuando dejas de creer, cuando te conviertes en Papá Noel y cuando te pareces a Papá Noel 🙂

Como me imagino que al otro lado de la pantalla debe de haber fundamentalmente miembros del equipo 3, de los que nos hemos convertido en “ayudantes” de Papá Noel y los Reyes, ahí va un recordatorio para quien corresponda: ¡También queremos recibir paquetitos llenos de amor los días 25 y 6! El otro día me comentaba una amiga que cada año se suele “pedir” algún juego, ¿por qué no? Yo no me canso de jugar! Así que ahí van algunas ideas para que las consideres para tus cartas de Reyes o Papá Noel porque quiero que este año la escribas, porque tú también te lo mereces.

Primero lo intangible, que siempre es lo mejor

Yo lo tengo claro, los regalos que no se pueden meter en una caja, esos a los que no se les puede poner un lazo son los mejores. Sonará cursi, pero un vale por una sesión de mimos, una guerra de risas o una batalla de abrazos son de lo mejor que se le puede regalar a una madre del revés como yo.

Lo siguiente en mi lista de intangibles (que se puedan regalar, porque si pudiese pedir CUALQUIER COSA… ayyyyy) sería un planazo de vacaciones. Desde que pasamos unos días en Portugal, el peque del revés no hace más que pedir y pedir una visita al país vecino así que, por qué no acercarnos más al sur o a Lisboa?

Viaje a Lisboa, escapada a Lisboa

Si nos quedamos por Galicia, les tengo muchas, pero muchas ganas a Las cabañitas del bosque, todo un lujo. Imagínate dormir en una casa en un árbol, pero con jacuzzi! Sí, la verdad es que no sé si será mejor ir con niños o hacer una escapada romántica 😉

Cabañitas del bosque, escapada romántica

Aunque, si de escapadas románticas hablamos, te confieso que MI LUGAR, aquel al que fui y volvería mil veces es Cinque Terre. Al pintarla se salió del lienzo, y terminó siendo un conjunto de pueblecitos colgados en la costa italiana y unidos por senderos de ensueño. Volvería una y mil veces…

Cinque Terre, escapada, viaje romántico

Venga, pongámoslo más fácil, a por lo tangible

En primer lugar, tengo que decir que sí, yo también compro en el imperio Inditex, por supuesto, en ése y en unas cuantas cadenas más, pero cuantos más años pasan, menos lo hago y más apuesto por el pequeño comercio, marcas nuevas, creativas, ropa, zapatos o complementos con una historia detrás, porque, a medida que paso las páginas del calendario, voy valorando más lo que realmente importa, tener productos duraderos, con los que te sientes identificada y ver crecer a esos emprendedores a los que compras.

Así que, dicho esto, las posibilidades son enoormes. Me encantan las cosas que venden en La capita roja en la plaza de San Agustín, pero tampoco me importaría que me regalaran un vale por un encargo personalizado de ropa en Ab-Orígenes, con ropa en algodón orgánico que quita el hipo o, por qué no, de mi adorada La casita de Wendy.

La casita de Wendy

El libro de Esther Gili Encantadas, una pequeña joya que me está llamando desde hace más de un mes con una colección de ilustraciones de las que enamoran. En la lista de libros tengo que poner cualquier de los de Cocobooks porque me requetechiflan. Será para niños pero “Animales” me lo pido para mí!! Tengo una amiga que hay libros para niños que, en realidad, están hechos para gustar más a los padres y yo creo que este es un caso clarísimo.

Encantadas, de Esther GiliAnimales, de Cocobooks

Para terminar, una sesión de spa acompañada de una cesta de productos comprados en Olivia Soaps, una tienda que ha ido creciendo en los últimos meses y con una e-shop para perderse en ella. Me lo pido todo! Ya he comprado algunas hidratantes y colonias y quiero más!!!

Olvia The Shop, Olivia Soaps

Y tú, ¿has escrito tu carta a los ayudantes de los ayudantes de Papá Noel y los Reyes? Hazlo, no desistas y, si no cae nada de lo que pides, siempre puedes recurrir al autorregalo, yo suelo hacerlo en enero, cuando hago balance y veo que una vez más lo Reyes han sido mucho más generosos con los peques que conmigo (normal, por otro lado), acabo permiténdome un capricho por haber sido tan buena ayudante de Sus Majestades de Oriente.

Share on facebook
Facebook

Artículos relacionados

Autocuidado
MAMÁ TAMBIÉN SE CUIDA

Nos la han colado con el autocuidado

Si es que así no puede ser… Tienes que cuidarte… Piensa que es maravilloso para ti y para tus hijos… Venga, ve a tomar un café… Y tú piensas: Si voy a tomar ese café, a la vuelta, la lavadora seguirá sin ponerse, tendré una montaña de trabajo más que atender, los niños no se lavarán los dientes y tendré que recoger el desastre en que se habrá convertido la casa. Pero aún así vas, lo haces, porque tienes que cuidarte, ¿verdad? Porque eso es cuidarse, ¿no?

Leer Más >>
La perfecta imperfección de la maternidad
MAMÁ TAMBIÉN SE CUIDA

El autoengaño de la imperfecta perfección maternal

¡Ale hop! Por el Día de la Madre te traigo mi propio y particular regalo. No te va a costar abrirlo porque es tan de verdad que se transparenta a través de un envoltorio inexistente. A mí me ha costado 22 arrugas, 2.000 canas y un salto al vacío en tirabuzón sin red de seguridad descubrirlo. Así que te lo regalo para que consigas el equilibrio antes de que acabes al borde de la mentira por el autoengaño de la perfección imperfecta de la maternidad.

Leer Más >>
Confieso que he parido
MAMÁ TAMBIÉN SE CUIDA

Confieso que he parido

Sí, confieso que he parido. Hace hoy exactamente 9 años traía al mundo a un ser humano por primera vez en mi vida. Conseguía, a mi manera, hacer del mundo un lugar mejor. Hoy, nueve años más tarde me cuento a mi misma, embarazada hasta las trancas, qué es lo que se me viene encima.

Leer Más >>
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;